logo
blog
Acero Con Recubrimiento orgánico Innovador Para Soluciones Sostenibles En la construcción

Los principios del desarrollo sostenible del acero con recubrimiento orgánico contribuye al crecimiento de una construcción respetuosa con el medio ambiente, dando lugar a sucesivas reducciones en el consumo energético y en las emisiones de CO2, un menor impacto del ciclo de vida y el reciclaje de mayor cantidad de chatarra, acero reciclado. Al tiempo salvaguarda los recursos naturales, protección del medio ambiente, Los recubrimientos y tratamientos superficiales que no contienen cromo hexavalente ni metales pesados (plomo o complejo de cromo hexavalente). Esta innovación – conseguida tras numerosos años de investigación especializada y ensayos con resultados positivos – refuerza buenos resultados en el campo de las bobinas, paneles y perfiles de acero con recubrimiento orgánico en  soluciones sostenibles en la construcción. 

Resistencia a la corrosión

El acero con recubrimiento orgánico se beneficia de una resistencia a la corrosión mejorada: una capa altamente compacta y estable se forma en el primer estadio, lo que reduce la corrosión en los bordes cortados y en arañazos.

 

Conformabilidad

Flexible en comparación con recubrimientos cinc-magnesio no optimizados disponibles en el mercado de la construcción. Demuestran un nivel de conformabilidad requerido por las técnicas más comunes como el perfilado y el plegado.

 

Ligereza

Gracias a la menor densidad y el peso reducido del recubrimiento metálico,  permite una reducción de peso general de hasta un 4%, mientras que las propiedades mecánicas permanecen inalterables debido al sustrato de acero.

El nivel de la protección es el mismo, se mantiene la alta durabilidad y extiende la vida útil del acero.

 

Ecología

Cinco millones de toneladas de cinc se extraen en todo el mundo cada año para su uso en la galvanización del acero. Los recursos de este material son cada vez más escasos.El acero con recubrimiento orgánico contribuye a la conservación de estos recursos naturales ya que usa menos cinc que un recubrimiento de cinc puro.  Además,no contiene ninguna sustancia considerada peligrosa y cumple con los requisitos de las regulaciones europeas REACH para la producción de materiales sin compuestos de cromo hexavalente y cualquier otro metal pesado.

 

Una elección responsable

Mientras el objetivo común de la construcción ecológica consiste en reducir el impacto global que las construcciones tienen sobre la salud humana y el medio ambiente, los principios de la construcción natural se centran en la utilización de materiales que no sólo sean seguros para el hábitat natural sino que también mejoren el bienestar físico y psíquico de los ocupantes de los edificios. 

El acero está a la altura de los desafíos que plantean el cambio climático, la pobreza, el crecimiento de la población, la distribución del agua y la energía, siendo ya la elección natural en el sector de las energías renovables para la fabricación de aerogeneradores, estructuras para paneles solares y otras aplicaciones.

  • Protegen la salud y el bienestar de los ocupantes.
  • Reducen los residuos, la contaminación y la degradación ambiental.
  • Utilizan de manera eficaz la energía, el agua y otros recursos.
  • Son 100% reciclables.

 

Menores emisiones de CO2… 

Las ventajas medioambientales del acero como material de construcción están de sobra documentadas y son ampliamente reconocidas. El acero puede reciclarse completamente, de manera ilimitada y sin merma de calidad. De ahí que la recuperación de acero en el sector de la construcción y el automóvil ascienda al 85%, lo que supone un ahorro anual de 600 millones de toneladas en las emisiones de CO2.

 

Para construcciones seguras y sostenibles

"Es interesante pensar en el acero como un material que puede deconstruirse fácilmente y volver a utilizarse en otro edificio en otro lugar.”

Diferentes tipos y calidades de acero que resultan idóneos para conseguir unas construcciones más eficientes desde el punto de vista energético, entre los que se incluye el acero para cubiertas sostenibles, que prolonga la vida del cerramiento y reduce la temperatura superficial de la cubierta en climas cálidos y soleados. Por ejemplo, con una temperatura exterior de 35°C, si se utiliza una cubierta verde o marrón la temperatura superficial del acero puede llegar a ser hasta 11°C menor.

 

Fácil de construir… 

El empleo de los elementos prefabricados de acero  (con recubrimiento orgánico, ligeros y fáciles de instalar) agiliza el plazo de construcción y reduce el riesgo de accidentes, contaminación y molestias en las zonas aledañas al lugar de la obra, lo que reviste una especial importancia en el caso de las zonas urbanas intensamente congestionadas. Gracias a su especial rendimiento térmico y aspecto estético, el acero permite que los edificios disfruten de una vida más larga y saludable. …

 

Flexible… 

El acero facilita considerablemente la adaptación de los edificios a usos nuevos e innovadores. Un edificio de acero caracterizado por la ausencia de muros de carga es intrínsecamente más versátil y flexible que otros tipos de estructura. El acero es un material profusamente utilizado en la construcción de ampliaciones en horizontal y, gracias a su ligereza, se está convirtiendo rápidamente también en la única solución viable para las ampliaciones en vertical.

 

… y permite conservar los recursos naturales

La construcción con acero requiere una menor cantidad de material que las tecnologías de construcción tradicionales gracias a las propiedades mecánicas inherentes del acero (especialmente a su elevada resistencia en relación con su peso), lo que permite reducir el impacto ambiental de los edificios y conservar los recursos naturales.

Sostenibilidad de un edificio 

A la hora de evaluar la sostenibilidad de un edificio resulta esencial tener en cuenta todas las fases de la vida del mismo, desde la extracción de la materia prima hasta la producción, transporte al lugar de la obra y la propia construcción, pasando por el uso operativo del edificio, su demolición o desmantelamiento, la eliminación de residuos y el reciclaje.

  • Localizando las debilidades térmicas.
  • Monitorizando el consumo energético del edificio.
  • Midiendo la estanqueidad del edificio.

 

Recubrimiento de bobinas, un proceso sostenible

El acero con recubrimiento orgánico ofrece unas excepcionales ventajas económicas y técnicas y es, sin lugar a duda, el producto mejor posicionado para responder a la normativa medioambiental tanto presente como futura. La extrema durabilidad y versatilidad del acero con recubrimiento orgánico ha permitido que su uso se haya ido extendiendo en el sector de la construcción: desde cerramientos y cubiertas hasta diferentes e innovadoras formas de techos suspendidos y aplicaciones de iluminación.

 

Reciclaje

Al final de su ciclo de vida, el acero con recubrimiento orgánico es completamente reciclable, al igual que cualquier otro producto de acero.

 

CONCLUSIÓN:

El beneficio principal del acero es su ligereza y, en consecuencia, que resulta extremadamente duradero. En el mundo de hoy, con su ineludible densidad, el acero es la herramienta perfecta para obras de rehabilitación y ampliación. El acero con recubrimiento orgánico permite un montaje más rápido y más limpio, además, gracias a su pre fabricación, no nos llevamos sorpresas inesperadas en lo que se refiere al aspecto y lo más importante es amigable con el medio ambiente,creando así el cambio hacia la arquitectura sustentable. 

BIBLIOGRAFÍA: